Escribo cuando pauso mi mirada en algún punto fijo de la ventana y veo que llueve, o cuando mi mente se queda en blanco y de repente las ideas retornan a mi cabeza. No lo hago por interés, simplemente llevo mucho tiempo desahogándome a través de la escritura. En el momento en que las teclas suenan, siento que nadie ni nada puede interrumpirme, solamente yo soy dueña de mis palabras. El hecho de saber que siempre -o casi siempre- podré escribir sin que nadie me juzgue por ello, me anima a colgar algunos de mis textos "razonables" o algunas de mis locuras mentales pasadas a un texto de Word del pc. No es más que eso.

lunes, 27 de abril de 2009

Soneto I

No mentiría si dijese ahora
justamente, en este exacto momento
lo repito, aseguro que no miento
que sin ti, un minuto, se hace hora.

Al intentar acercarme a tu aliento,
tu risa es, de mi risa, fundadora
me quedé con la duda tentadora,
siempre fiel a quedarse en el intento.

Hoy, lo que la gente dice, no niego,
sellada entre tus labios simplemente
donde permanecer quiero y no puedo.

Y si amarme ya no te corre prisa
soy víctima del reloj; del minutero.
Segundos, retroceden con la brisa…
que aunque no me lo pidas, yo te espero.

3 comentarios:

RocíoGR dijo...

vaya vaya!:)
pues si que conseguiste hacer el soneto.. y a lo grande! me gusta!

=D

Marqués de Bradomín dijo...

No sabes cuánto me alegro de que por fin hayas desbloqueado tu blog

A ver si tienes continuidad y nos sigues dando cositas que leer a tus admiradores ;-)

Natalia♥ dijo...

Es genial, nunca he visto un 10 tan merecido! (L)