Escribo cuando pauso mi mirada en algún punto fijo de la ventana y veo que llueve, o cuando mi mente se queda en blanco y de repente las ideas retornan a mi cabeza. No lo hago por interés, simplemente llevo mucho tiempo desahogándome a través de la escritura. En el momento en que las teclas suenan, siento que nadie ni nada puede interrumpirme, solamente yo soy dueña de mis palabras. El hecho de saber que siempre -o casi siempre- podré escribir sin que nadie me juzgue por ello, me anima a colgar algunos de mis textos "razonables" o algunas de mis locuras mentales pasadas a un texto de Word del pc. No es más que eso.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Conversación interior (I)

Sentí un nudo en el estómago que solo pude comentar conmigo misma...

Mi yo intermedio - ¿Que qué?

Mente - Ajá!!!! esto era lo que necesitabas

Corazón - No puede ser, mis planes a la mierda

Mi yo intermedio - ¿Planes?

Mente - ¿Qué planes?

Corazón - No lo sé. Nada, olvidadlo.

Mente - No me jodas... dilo. A mí me tienes en blanco, pero no me engañas. Algo hay...
Si te acabas de hundir será por algo. ¿De qué planes hablas?

Corazón - Planes... tenía planes. El día en que me enteré que dejaste a Ángel no me lo quise creer, y desde entonces no lo he hecho. Yo aún sigo con él, aún lo espero, aún quiero que vuelva... desde el día en que se supone que debí asimilar que se había acabado, me puse en Stop e hice oídos sordos a la mente, a toda razón lógica. Me dieron igual tus argumentos, tus motivos para quitarme mi otra mitad, no les hice caso. Me dolió tanto que fueses tu la que me dejases solo... y me asustaste tanto al informarme de que por mi culpa tú te ibas a sentir sola aunque estuvieses rodeada... que para protegerte tuve que engañarte, tuve que mentirte.
Tuve que hacerte creer desde aquel 5 de agosto que todo seguía igual, que tan solo había sido una pequeña pausa, pero que en cuanto comenzasen las clases volveriais a estar juntos y yo recuperaría la calma. Y tratando de protegerte tanto, acabé por creerme la mentira que te mostraba como verdad. Acabé por convencerme de que todo sería pasajero.

Mente - Es imposible... llevo desde aquel día como si nada, creí que si que lo iba a pasar mal durante un tiempo pero que ya lo estaba asimilando. Y, ahora, me dices que llevas 39 días haciendome pisar en falso... caminando con tus manos en mis ojos, impidiendome ver la verdad, tapandome la realidad, lo que realmente hay.

Corazón - Traté de protegerte. Intenté evitar que sufrieses.

Mente - El dolor iba a ser el mismo hoy o dentro de un mes; ella va a tener que sufrirlo igualmente... no puedes aplazar el sufrimiento de una persona, cuanto más la engañes más sufrirá cuando llegue el momento, ¿no te das cuenta?

Corazón - Supongo que necesitaba que alguien o algo me dejase al descubierto... que me hiciese reaccionar y ver que por mucho que trate de ocultar la verdad, saldrá a relucir antes o temprano. Y, ahora, no tengo escapatoria. La única mentira sería seguir diciendote que Ángel volverá, que podrás volver a volcarte en él, que no te quedarás sola, que nada ha cambiado...

Mente - Pero ella necesita que las cosas cambien. ¿No ves que Ángel solo cubre una necesidad, una falta, una ausencia? la carencia de haberse sentido querida desde pequeña, el dolor de cada insulto, el poco valor físico y propio que se tiene... y si Ángel volviese a aparecer solo causaría problemas a lo largo del tiempo, porque seguiría fortaleciendo el que ella solo se sintiese valiosa al lado de un chico que le guste, y no por ella misma. ¿No te das cuenta de que si te escucha ahora mismo, solo seguirá aprendiendo a valerse por otros? ¿es que quieres eso?

Corazón - Así al menos no me quedo solo...

Mente - Tu soledad no se calma con la presencia de un chico. Tu soledad se calmará cuando aprendas que sentirse querida no es sentirse valorada físicamente, cuando te des cuenta de que amar y ser amada es mucho más allá de que te reconozcan que eres guapa, mucho más allá de echar unas risas con la pareja y de que te lleve de la mano por la calle. Es mucho más que una simple conversación por msn, que una foto de vez en cuando, que te pida besos solo cuando tú le ignores. Aún no comprendes la verdadera compañía, aún no has aprendido a amar ni a sentirte amado, corazón... déjame tiempo, un hueco, un espacio, préstame algo de ti y te enseñaré lo que es amar cuando al primero que amas, es a tí mismo...

1 comentario:

Isabella♥ dijo...

Animo hermosa, se lo que se siente, deberias agregar ahi al personaje "Tiempo" que es el que en realidad tiene la solución final.
Y "Destino", que también sabe perfectamente lo que te espera.
Un beso, te sigo